Zona Motor Magazine
La revista de coches y automóviles referente en Canarias

El nuevo Mercedes-Benz GLS

0 127

El GLS combina lujo moderno con el robusto carácter de un todoterreno

El nuevo Mercedes-Benz GLS es el SUV más grande y más lujoso de Mercedes-Benz. Se trata de un vehículo superlativo en todos los aspectos, que ofrece altas dosis de espacio, confort y lujo. Su soberbia presencia resulta de unas dimensiones imponentes, que han experimentado un incremento en la nueva versión (longitud: +77 mm, anchura: +22 mm). El aumento de la batalla en 60 mm redunda en una mayor habitabilidad, que se hace notar especialmente en la segunda fila de asientos. Las tres filas de asientos con ajuste eléctrico integral brindan mucho espacio y confort a todos los ocupantes. Los asientos de la tercera fila pueden escamotearse en el piso del espacio de carga con ayuda de un accionamiento eléctrico. Esto permite ampliar el volumen del maletero hasta un total de 2.400 litros. La segunda fila puede abatirse para configurar una superficie de carga plana. Por primera vez se ofrece una variante de seis plazas con dos asientos individuales de confort en la segunda fila. En el GLS 580 4MATIC (consumo de combustible en el ciclo mixto: 10,0-9,8 l/100 km; emisiones de CO2 en el ciclo mixto: 229-224 g/km) celebra su estreno mundial un motor V8 electrificado con una red eléctrica adicional de 48 voltios, tecnología EQ Boost y alternador arrancador integrado.

El tren de rodaje activo E-ACTIVE BODY CONTROL basado en la red de 48 voltios brinda un excelente confort de suspensión, una gran agilidad y maniobrabilidad y una notoria aptitud para todo terreno. Al igual que el GLE, el GLS está equipado con la generación más avanzada de sistemas de asistencia a la conducción de Mercedes-Benz, concebidos para prestar ayuda cooperativa al conductor. La nueva tracción integral 4MATIC es aval de elevada agilidad en carretera y destacadas prestaciones fuera del asfalto. El nuevo GLS convence en el campo de la aerodinámica con un coeficiente de resistencia aerodinámica cx a partir de 0,32. Una novedad destacable es la función para túneles de lavado. Con solo pulsar un botón, este atributo de confort se encarga de preparar el vehículo para entrar en la estación.

El nuevo GLS es la Clase S entre los SUV y brinda un nivel enorme de bienestar a todos sus ocupantes, especialmente en las plazas traseras. A continuación se mencionan los principales equipos de confort:

  • Entretenimiento para las plazas traseras MBUX con dos pantallas táctiles de 11,6 pulgadas de diagonal para disfrutar de música y películas y navegar por Internet
  • Paquete de confort para las plazas traseras Plus incluyendo una tableta independiente para manejar todas las funciones de confort y entretenimiento de MBUX desde los asientos traseros
  • Ajuste eléctrico de serie en todos los asientos, así como función EASY-ENTRY para facilitar el acceso a la tercera fila
  • Posibilidad de abatir cómodamente todos los asientos traseros pulsando un botón
  • Banco trasero con tres plazas o dos asientos individuales de confort con apoyabrazos en la segunda fila
  • Dos plazas de asiento con plena funcionalidad en la tercera fila (para personas con una estatura de hasta 1,94 m)
  • Calefacción de asiento y puertos de carga USB también para la tercera fila
  • Climatización automática de cinco zonas.

Desde el año 1997, fecha de lanzamiento de la Clase M, Mercedes-Benz fabrica SUV de gama alta en Estados Unidos, el mercado principal para estos vehículos a nivel internacional. Desde 2006 se ofrece una variante de formato grande, el GL con espacio para siete personas. En 2015 se llevó a cabo una reestilización, que vino a acentuar el carácter lujoso de la segunda generación del SUV grande. Al mismo tiempo se cambió su nombre en GLS. Pero eso no es todo. Al igual que la berlina de la Clase S, el GLS es el líder de su segmento de mercado.

Mercedes-Benz cuenta actualmente con una amplia presencia en el segmento de los SUV, como acreditan sus siete modelos: GLA, GLC, GLC Coupé, GLE, GLE Coupé, GLS y la Clase G. Los SUV constituyen un pilar decisivo en la cartera de productos de Mercedes-Benz y aportan una contribución esencial al crecimiento de la marca. Hasta ahora, más de seis millones de clientes en todo el mundo han adquirido un SUV con la estrella en el frontal.

El nuevo Mercedes-Benz GLS celebrará su debut en el Salón Internacional del Automóvil de Nueva York (del 19 al 28 de abril de 2019). El vehículo llegará a los concesionarios en EE.UU. y en Europa hacia finales de este año. El GLS se fabrica en Tuscaloosa (Alabama/EE.UU.).

Diseño exterior de presencia poderosa

Lujo moderno en carretera y fuera del asfalto. Así puede expresarse el mensaje que transmite el diseño del nuevo GLS. Su estética se basa en una presencia imponente, resultante de sus generosas dimensiones, con 5.207 mm de longitud y 1.956 mm de anchura. La batalla larga —que ha experimentado un incremento en 60 mm con respecto al modelo anterior, hasta alcanzar los 3.135 mm— estiliza la silueta del vehículo y le confiere unas proporciones armoniosas, realzadas por la ejecución purista y elegante de los laterales. La estrategia de diseño se basa en el concepto de claridad sensual, que prescinde de aristas y acanaladuras para conformar superficies amplias, modeladas con elementos convexos.

El frontal del nuevo GLS destila prestancia y poderío. Esto se debe a la calandra del radiador en posición erguida, con una interpretación propia de la retícula octogonal característica de los SUV, así como a la llamativa protección estética de bajos cromada en el faldón delantero, con rejilla de entrada de aire de diseño osiforme, y al capó con dos resaltes longitudinales. El diseño específico de los faros hace aún más llamativa su presencia, tanto de día como de noche. El GLS incorpora de serie faros MULTIBEAM LED con un total de 112 diodos luminosos por faro. Estos elementos generan la máxima intensidad luminosa permitida por la legislación. Esto significa que la luminosidad de las luces de carretera no desciende por debajo del valor de referencia de 1 Lux hasta una distancia superior a 650 metros. La luz de circulación diurna, con tres segmentos LED, es la credencial del GLS como la Clase S entre los SUV.

El GLS exhibe también una imponente figura en la vista trasera. Aquí destacan especialmente los poderosos músculos de los hombros, que se extienden desde las puertas traseras hasta las luces de la zaga y subrayan su poderosa presencia. Las luces traseras divididas en dos secciones utilizan tecnología LED. Su diseño tridimensional de alta calidad transmite una sensación de profundidad y solidez. Los reflectores han sido desplazados hacia abajo para poder configurar luces traseras más planas, y están delimitados por un esbelto listón cromado de lado a lado. La protección estética de bajos cromada pone un atractivo broche final al diseño de la parte trasera.

Perfeccionamiento aerodinámico preciso de cada uno de los detalles

El nuevo GLS presenta un coeficiente de resistencia aerodinámica cx a partir de 0,32. Esto supone una sensible mejora en comparación con el modelo antecesor (cx a partir de 0,35) y una cota excelente en el segmento de los SUV grandes de lujo. La labor de desarrollo se centró en dos aspectos prioritarios. Por un lado, reducir la resistencia aerodinámica para mantener bajo el consumo de combustible. Por el otro, atenuar el ruido aerodinámico.

A este fin se optimizaron el acabado de los bajos del vehículo y el flujo de aire a través del compartimento del motor. La forma típica de un SUV, con frontal erguido y elevada altura libre sobre el suelo, hace que esas zonas sean especialmente propensas a originar ruido aerodinámico en la gama de baja frecuencia. Los ingenieros han optimizado innumerables detalles con ayuda de cálculos iterativos, simulaciones CAE (ingeniería asistida por ordenador) y mediciones en el túnel de viento de Sindelfingen.

Diseño interior lujoso y elegante, robusto y avanzado a la vez

El tema básico del diseño interior del nuevo GLS es una estética lujosa y elegante, como revela a primera vista el tapizado en cuero de serie. Su concepto combina el confort de una berlina de lujo Mercedes-Benz con los detalles robustos y avanzados de un SUV. El elemento estilístico principal del tablero de instrumentos es la unidad de visualizadores de generosas dimensiones, engarzada por una base portante de líneas pronunciadas. El voluminoso cuerpo situado por debajo se prolonga sin solución de continuidad en los revestimientos de las puertas, al igual que el elemento de adorno integrado.

La consola central alta y voluminosa contrasta con la ligereza del cuadro de instrumentos, que parece suspendido en el habitáculo. Un rasgo típico de un todoterreno auténtico son los dos prominentes asideros en la consola central. Las superficies de cuero liso combinan una elevada ergonomía con una impresión de lujo moderno, a la que contribuyen también los elementos de adorno de amplia superficie y las tapas de persiana enrasadas. Los mandos transmiten una respuesta táctil y acústica al accionarlos, y están diseñados de forma que parecen fresados a partir de un bloque de metal.

La amplia pantalla táctil del sistema de infoentretenimiento MBUX permite manejar todos los equipos de confort del GLS desde el asiento del conductor. Un fino cincelado y estructuras piramidales en las superficies de adorno del tablero de instrumentos ilustran el grado de perfección artesanal que ha regido el desarrollo de este vehículo. El nuevo volante deportivo multifunción subraya la imagen robusta del interior del SUV con el diseño llamativo de sus radios.

Un habitáculo de gran espaciosidad, también en las dos filas de asientos traseras

En comparación con su antecesor, el nuevo GLS se distingue por una batalla considerablemente más larga (3.135 mm, 60 mm más que hasta ahora). Esto conlleva un aumento de la habitabilidad, especialmente en la segunda fila de asientos, ajustable ahora también en dirección longitudinal. En la posición más atrasada, los ocupantes disponen de 87 mm adicionales para las piernas y condiciones mejoradas de acceso.

En el mercado europeo, la segunda fila de asientos consta de serie de un banco trasero dividido en dos elementos en proporción 60:40, así como un respaldo ajustable dividido en relación 40:20:40. Como alternativa puede encargarse la configuración estándar para el mercado estadounidense, que consiste en dos asientos individuales de confort con apoyabrazos, separados por un hueco que permite pasar fácilmente a la parte posterior. Esta configuración resulta especialmente práctica si se instalan asientos infantiles en la segunda fila de asientos.

Todos los asientos están dotados de ajuste eléctrico de serie, así como de función EASY-ENTRY para poder entrar y salir con mayor comodidad de los dos asientos individuales de la tercera fila. Si se activa esta función, se desplaza ampliamente hacia delante el asiento de la segunda fila y se abate a continuación.

La tercera fila consta de asientos de plena funcionalidad, aptos para personas de hasta 1,94 m de estatura. Por primera vez se ofrece aquí una calefacción de asiento. También se dispone de puertos de carga USB independientes.

Si el GLS está equipado con el aire acondicionado de cinco zonas, la tercera fila dispone de una zona propia de regulación con difusores de aire en el techo. Esta zona cuenta con un grupo propio de calefacción y climatización de accionamiento eléctrico.

Si se desea renunciar a estos confortables asientos para ampliar el volumen del maletero —que en el GLS puede alcanzar los 2.400 litros—, es suficiente con pulsar un botón. Para abatir individualmente los asientos de las filas posteriores se dispone de interruptores ubicados a izquierda y derecha en el espacio de carga y en la parte delantera de los pasarruedas, en la zona del montante C del lado del acompañante. Con la tecla «ALL» se pueden abatir todos al mismo tiempo. La parte posterior de los respaldos está enmoquetada. De ese modo, una vez abatidos, pasan a formar parte de una superficie de carga plana de gran utilidad. Accionando otra tecla puede reducirse la altura del borde de carga en unos 50 mm, con lo que resulta más sencillo cargar equipaje pesado.

Aún más confort en la parte trasera con la tableta para manejo del MBUX

El lujo del nuevo GLS se distribuye generosamente entre todos los ocupantes del vehículo, de modo especial si se encarga el paquete de confort para las plazas traseras Plus. Este paquete consta de una tableta Android de 7 pulgadas con una base propia en el apoyabrazos central de confort de tamaño ampliado de la segunda fila de asientos. Con esta tableta pueden manejarse desde las filas traseras todas las funciones de confort y entretenimiento del MBUX (véase el apartado siguiente). De ese modo, por ejemplo, es posible acceder a la radio, la televisión, los ficheros multimedia, el teléfono y el navegador de Internet. Sirve asimismo para manejar las funciones del paquete de confort para los asientos traseros y el aire acondicionado de cinco zonas. Como es natural, siempre que lo desee, el conductor puede asumir desde su puesto el control de todas las opciones y equipos.

La consola central ofrece además un compartimento con superficie para carga inalámbrica de smartphones e interfaces USB adicionales. Los reposacabezas de confort con cojines adicionales y la consola central prolongada hacia atrás con portavasos son otros equipos que optimizan el bienestar de los ocupantes en la parte trasera.

El paquete de confort para las plazas traseras Plus puede completarse con asientos de confort con función de masaje lumbar y climatización en la segunda fila.

Quienes priorizan el entretenimiento frente a la comodidad pueden optar por el equipo de entretenimiento para las plazas traseras MBUX, disponible para todas las configuraciones de los asientos. Este sistema consta de dos pantallas táctiles de 11,6 pulgadas. Con ayuda de estas pantallas, los ocupantes de la segunda fila de asientos pueden ver películas o escuchar música, utilizar el navegador de Internet integrado y consultar o introducir información durante la marcha. La reproducción se realiza de forma independiente en cada pantalla. Junto a la oferta del sistema de infoentretenimiento MBUX pueden reproducirse también ficheros multimedia propios, procedentes de un teléfono móvil, una tableta o un ordenador portátil. Si se ha adquirido con el GLS la tableta para las plazas traseras MBUX disponible opcionalmente, es posible utilizar este dispositivo para controlar el equipo de entretenimiento para las plazas traseras MBUX.

MBUX con asistente para el interior

Los compradores de un GLS tienen a su disposición la generación más reciente del sistema de infoentretenimiento MBUX – Mercedes-Benz User Experience. En comparación con la Clase A, la gama de turismos compactos en la que se estrenó este revolucionario sistema, la nueva versión incorpora de serie dos grandes pantallas en formato de 12,3 pulgadas/31,2 cm. La información del cuadro de instrumentos y del visualizador de medios es fácil de consultar en las generosas pantallas de alta definición. Sugestivas imágenes y animaciones con gráficas brillantes de alta calidad facilitan la comprensión del intuitivo concepto de manejo.

El asistente para el interior MBUX opcional permite un control intuitivo de diversas funciones de confort y de MBUX. Para ello, el sistema reconoce los movimientos de los usuarios. Una cámara situada en la unidad de mandos del techo registra el movimiento de las manos y los brazos del conductor y el acompañante. Si se acerca la mano a la pantalla táctil o al panel táctil de la consola central, cambia la imagen del visualizador de medios, y pueden destacarse determinados elementos. El sistema puede distinguir si es la mano del conductor o la del acompañante la que ha activado la pantalla y, en consecuencia, sabe por ejemplo en qué asiento debe ajustar la función de masaje.

A esto se suman otras funciones, que pueden controlarse con simples movimientos de las manos. Por ejemplo, basta con acercar la mano al retrovisor interior para conectar y desconectar la luz de lectura. El conductor y el acompañante pueden memorizar sus funciones favoritas, como por ejemplo «navegar a casa» o «llamar a la oficina».

Una característica singular de MBUX (Mercedes-Benz User Experience) es su capacidad de aprendizaje, basada en técnicas de inteligencia artificial. Esto incluye funciones predictivas, con las que MBUX se anticipa a la siguiente acción del usuario. Por ejemplo, si un conductor suele hablar por teléfono con una persona determinada los martes de regreso a casa, ese día de la semana el sistema le sugiere la llamada mostrando el número de teléfono en el visualizador. Si alguien tiene la costumbre de sintonizar a una determinada hora una emisora de radio que emite noticias, el sistema también le sugiere hacerlo.

También está disponible un Head-up-Display a todo color de nueva generación, que define un nuevo estándar con una definición de 720 x 240 píxeles y una mayor distancia de proyección.

V8 gasolina con alternador arrancador integrado y EQ Boost

El alto nivel técnico del nuevo Mercedes-Benz GLS se revela asimismo en la gama de propulsores disponibles. Los potentes motores de seis y ocho cilindros aseguran un confort de propulsión adecuado y un empuje acorde con el carácter de este lujoso vehículo.

Poco después del lanzamiento del modelo celebrará su debut a escala internacional el GLS 580 4MATIC (consumo de combustible en el ciclo mixto: 10,0-9,8 l/100 km; emisiones de CO2 en el ciclo mixto: 229-224 g/km), dotado de un nuevo motor V8 electrificado con red de a bordo adicional de 48 voltios y alternador arrancador integrado. Este grupo despliega 360 kW (489 CV) y 700 Nm de par, a los que se pueden sumarse brevemente otros 250 Nm de par y 16 kW/22 CV de potencia mediante la función EQ Boost. El alternador arrancador integrado (ISG) asume algunas funciones de los sistemas híbridos de propulsión como, por ejemplo, EQ Boost o recuperación, y permite alcanzar cotas de consumo de combustible que, hasta la fecha, estaban reservadas a los modelos con tecnología híbrida de alto voltaje.

Gracias a la incorporación del ISG es posible prescindir del accionamiento por correa de los grupos auxiliares en el lado frontal del motor, lo que reduce a su vez su longitud constructiva. La construcción compacta crea el espacio necesario para una instalación cercana al motor de los componentes de postratamiento de gases de escape. La red de a bordo de 48 voltios se utiliza para alimentar los componentes de elevado consumo, como la bomba de agua y el compresor de aire acondicionado, así como para el alternador arrancador integrado, que contribuye a recargar la batería con la energía obtenida mediante recuperación.

Diésel: motores de seis cilindros para Europa, Rusia y otros mercados

La propulsión de los dos modelos diésel del GLS corre a cargo del motor OM 656 de seis cilindros en línea de la gama actual de motores. En función de la fecha de lanzamiento al mercado, este modelo estará disponible en dos niveles de potencia, el GLS 350 d 4MATIC con 210 kW (286 CV) y 600 Nm (consumo de combustible en el ciclo mixto: 7,9-7,6 l/100 km; emisiones de CO2 en el ciclo mixto: 208-200 g/km) y el GLS 400 d 4MATIC con 243 kW (330 CV) y 700 Nm de par (consumo de combustible en el ciclo mixto: 7,9-7,6 l/100 km; emisiones de CO2 en el ciclo mixto: 208-201 g/km)2. En ambas versiones, el potente motor cumple ya hoy las exigencias de la norma Euro 6d, incluso en las condiciones de marcha exigentes establecidas por RDE (RDE/Real Driving Emissions nivel 2). Esta normativa entrará en vigor el 1 de enero de 2020 para la homologación de modelos nuevos, y un año más tarde para todos los vehículos de nueva matriculación.

Para lograr esta meta se han adoptado diversas medidas, como la incorporación en el sistema de escape del GLS de un catalizador adicional SCR (reducción catalítica selectiva) con catalizador de bloqueo de amoniaco (ASC). Esto permite adaptar aún mejor la dosificación del agente de reducción catalítica AdBlue a las pautas individuales de conducción, ya que cualquier posible exceso de amoniaco se descompone por efecto del segundo catalizador SCR. El depósito de AdBlue tiene ahora una capacidad de 31,6 litros. El repostaje se realiza con la misma comodidad que hasta ahora a través de una toma separada, situada debajo de la tapa del depósito de combustible.

Tracción integral 4MATIC, agilidad en carretera y dominio campo a través

En todas las variantes del nuevo GLS se utiliza para la transmisión de fuerza el cambio automático 9G‑TRONIC. El amplio margen de desmultiplicación entre la primera y la novena marcha redunda en una disminución sensible del número de revoluciones del motor y es un factor decisivo para la elevada eficiencia energética y el confort de conducción. El equipamiento de serie incluye también una caja de transferencia con embrague de discos de regulación electrónica. Este sistema hace posible una distribución completamente variable del momento de propulsión entre los ejes en proporción 0–100% (Torque on Demand).

Otra novedad disponible como opción es una caja de transferencia configurada especialmente para lograr un comportamiento de marcha sobresaliente en carretera y fuera del asfalto. Junto al embrague de discos regulado con función Torque on Demand, esta caja dispone asimismo de un engranaje reductor para la conducción en régimen todoterreno.

Las dos cajas de transferencia con Torque on Demand interconectadas en red permiten incrementar aún más la seguridad y la agilidad en carretera, sobre todo al conducir en curvas, reduciendo la tendencia al sobrevirado o al subvirado del vehículo mediante la regulación selectiva del momento de guiñada.

Los sistemas de asistencia a la conducción respaldan aún mejor al conductor

El nuevo GLS está equipado con la generación más reciente de sistemas de asistencia a la conducción de Mercedes-Benz, que ofrecen asistencia cooperativa al conductor. De este modo se consigue un nuevo incremento del nivel de seguridad activa.

Si el conductor ha conectado el asistente activo de distancia DISTRONIC con adaptación de velocidad en función del trayecto, el nuevo GLS es capaz de reconocer retenciones o tráfico lento con ayuda de la información de LiveTraffic y de reaccionar a la situación antes de que el conductor perciba conscientemente el problema. Si se reconoce de esta manera una retención —por ejemplo, al conducir en autopista— y el conductor no interviene activamente de otra forma, DISTRONIC reduce a título preventivo la velocidad a un máximo aprox. de 100 km/h.

Una novedad en el paquete de asistencia a la conducción Plus. Si se circula en caravana por autopista, el asistente activo para retenciones puede asumir con fiabilidad la tarea de mantener el vehículo dentro de su carril y observar la distancia de seguridad respecto al vehículo delantero hasta una velocidad de marcha aproximada de 60 km/h. Si el vehículo ha llegado a detenerse a causa de una retención, este sistema puede reanudar la marcha automáticamente hasta un minuto después de la parada sin intervención del conductor. Una vez que se ha disuelto la retención, el GLS acelera de nuevo hasta la velocidad ajustada en el asistente activo de distancia DISTRONIC con adaptación de la velocidad basada en el trayecto. Si se reconocen señales de tráfico que exigen una cota diferente, se selecciona automáticamente la limitación de velocidad señalizada.

En Europa se ofrece como equipo opcional para el GLS un asistente de maniobra con remolque. Este sistema de asistencia hace más sencillo maniobrar marcha atrás, incluso para los conductores que no están habituados a la conducción con remolque. Además, los conductores más experimentados pueden manejar con mayor soltura remolques de gran longitud.

Tren de rodaje con suspensión neumática AIRMATIC de serie

El GLS equipa de serie una versión perfeccionada del sistema de suspensión neumática AIRMATIC con amortiguación regulable adaptativa Plus. Este equipo cuenta con un sofisticado sistema de sensores, así como algoritmos que adaptan en tiempo real la característica de amortiguación al estado de la calzada y a la situación de conducción. Todos los componentes han experimentado mejoras respecto a la generación anterior. También se han modificado los cojinetes de la suspensión de las ruedas con el fin de conseguir el mayor confort de vibraciones posible. La suspensión neumática mantiene además constante la altura de la carrocería del vehículo, independientemente de la carga.

Función para túneles de lavado: preparativos para la limpieza del vehículo

Una función innovadora implementada de serie es la función para túneles de lavado, sumamente práctica para un vehículo del tamaño del GLS. Cuando se activa esta función, se eleva la suspensión hasta su posición más elevada. Debido a la geometría de los ejes, en esta posición disminuye el ancho de vía. De este modo resulta más fácil entrar en el túnel de lavado y se elimina mejor la suciedad acumulada en los pasarruedas durante el último trayecto campo a través. Otras funciones son:

  • Se repliegan los retrovisores exteriores.
  • Se cierran las ventanillas laterales y el techo corredizo.
  • Se inhibe la información del sensor de lluvia para que los limpiaparabrisas permanezcan desconectados durante el paso por el túnel.
  • El aire acondicionado conmuta al modo de aire interior circulante. Transcurridos ocho segundos se muestra la imagen de la zona delantera captada por la cámara de 360° para facilitar la entrada en el túnel de lavado.
  • Al salir del túnel de lavado, una vez superada una velocidad de circulación de 20 km/h, se suprimen automáticamente estos ajustes.

Un tren de rodaje de extraordinaria inteligencia: E-ACTIVE BODY CONTROL

El tren de rodaje activo opcional E-ACTIVE BODY CONTROL, que puede combinarse ahora con la suspensión neumática de nuevo desarrollo AIRMATIC, aumenta el confort y la agilidad de conducción y ofrece funciones nuevas, como un modo para liberar las ruedas. Se trata del único sistema disponible actualmente en el mercado capaz de regular de forma independiente las fuerzas de amortiguación y de suspensión en cada rueda. Por consiguiente, es capaz de neutralizar eficazmente los movimientos de balanceo y de cabeceo, así como las oscilaciones verticales de la carrocería. La combinación del
E-ACTIVE BODY CONTROL con ROAD SURFACE SCAN y la función de inclinación activa en curvas CURVE es la clave de un nivel de confort excepcional y subraya de ese modo el deseo de Mercedes-Benz de diseñar el tren de rodaje para SUV más inteligente del mundo.

E-ACTIVE BODY CONTROL opera con una tensión de 48 voltios y está disponible a título opcional. Al circular por carreteras en mal estado, el sistema es incluso capaz de recuperar energía eléctrica. En consecuencia, la demanda energética ha disminuido a la mitad en comparación con el sistema precedente de la Clase S. El equipo hidroneumático genera fuerzas dinámicas que se superponen a las fuerzas de los fuelles neumáticos y soportan y atenúan activamente los movimientos de la carrocería; por ejemplo, en maniobras de aceleración longitudinal o transversal, o al conducir sobre calzadas irregulares.

Entre las funciones todoterreno se cuenta el modo para liberar las ruedas. Si el GLS ha quedado atascado —por ejemplo, en la arena de una duna—, esta función puede contribuir en muchas situaciones a liberar con facilidad el vehículo. En la medida de lo posible se aumenta y se disminuye de nuevo varias veces seguidas el nivel del tren de rodaje, lo que modifica la presión de los neumáticos sobre el suelo y mejora por tanto la tracción. De ese modo, el GLS se libera a sí mismo para salir del obstáculo. Otra función para la conducción todoterreno es la activación individual de las ruedas. Esta opción permite variar por separado la altura de cada una de las ruedas —utilizando la pantalla táctil del visualizador de medios— para mejorar la nivelación del vehículo fuera del asfalto; por ejemplo, si una de las ruedas se ha hundido en la cuneta o si la suspensión de una de las llantas está totalmente comprimida. Esto ayuda también a recuperar la adherencia al firme y a dirigir un par más elevado a la rueda afectada para poder seguir avanzando.

Por lo demás, el sistema E-ACTIVE BODY CONTROL del GLS dispone de la función de inclinación activa en curvas CURVE. El GLS puede inclinarse lateralmente en tres niveles al tomar curvas, de forma similar a una motocicleta, y permite así la conducción en curvas sin percibir casi fuerzas transversales. Si el GLS está equipado con una cámara estereoscópica multiuso es posible implementar la función ROAD SURFACE SCAN. En ese caso, la cámara explora de forma permanente la superficie de la calzada por delante del vehículo, y el tren de rodaje reacciona a las ondulaciones del suelo antes de sobrepasarlas, compensando casi completamente las irregularidades. De esta manera, los ocupantes del GLS experimentan el bienestar de circular por una carretera con firme impecable.

El nuevo Mercedes-Benz GLS
Puntúa este artículo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información.

aceptar